Cannes, ciudad de vacaciones

La capital europea del cine por excelencia le da la bienvenida y le invita a descubrir cada uno de los rincones de ensueño que esconde la Costa Azul.

El nombre de esta ciudad proviene del ligur canoa, que significa altura o pico, ya que la parte antigua de la ciudad de Cannes se encarama en la cumbre de una colina y está erigida sobre un antiguo refugio de pescadores. Aunque no se considera una gran urbe (tiene unos 70.000 habitantes), a partir de primavera su población crece de manera notoria, no sólo por el aumento del turismo, sino también por la llegada de quienes utilizan Cannes como residencia estival.

El Festival de cine y la Croisette

El festival de cine - Cannes

Durante el mes de mayo tiene lugar el Festival internacional de cine y la ciudad se llena de estrellas de Hollywood y de todo el mundo, de medios de comunicación y de turistas entusiasmados por conseguir una foto de sus ídolos. La alfombra roja se extiende en el Palais des Festivals, imponente edificio emplazado en el boulevard de la Croisette. Desde el hotel Balladins Cannes Le Cannet, situado en la localidad vecina de Le Cannet (prácticamente se podría considerar una extensión de Cannes), podrá acceder cómodamente a este boulevard, situado a apenas 2 km.

Este paseo marítimo bordeado de majestuosos palacios es un centro de vida con todo tipo de comercios y oferta de restauración y ocio; se extiende junto a la hermosa bahía de Cannes, famosa por sus aguas turquesas y cotizada arena fina. También encontrará numerosas tiendas y boutiques en la calle de las Antibes, paralela a la Croisette.

Barrios con hechizo

Barrios con hechizo

Pero el glamour de la Croisette es tan sólo una porción del atractivo de la villa. Llévese la Palma de oro al mejor visitante y adéntrese en los barrios más seductores. Comience por Cannes-la-Bocca, situado al oeste y junto al mar; este barrio aún conserva cierto aire provenzal y marítimo, con mercado y boulodrome incluidos (no olvidemos que la petanca es un deporte muy popular en la región).

Continúe por el barrio de Le Suquet, en el casco antiguo de la ciudad, donde podrá admirar la Catedral de Notre Dame de Bon Voyage, la torre sarracena del Suquet y la Iglesia de Notre Dame de l’Espérance. La ciudad cuenta con importantes villas ajardinadas que bien merecen un paseo, como la villa Domergue, Romée o Rothschild.

Por otra parte, son de visita obligada las islas de Lérins, que se consideran la cuna de Cannes junto con el Suquet y se componen de dos islas principales con sus islotes: la isla Santa Margarita, más grande, célebre por el fuerte real donde el hombre de la máscara de hierro fue prisionero, y Saint Honorat, más pequeña, popular por su abadía de monjes cistercienses. Para llegar a ellas, puede coger un barco en el puerto.

Cultura, ocio y gastronomía

Cannes

Los museos más importantes son el museo de La Castre, el Museo del Mar, el espacio Miramar y la Malmaison. Para los amantes del juego, Cannes cuenta con tres casinos: el Palm Beach, el casino de la Croisette y el casino Les Princes. Como no podía ser menos, la ciudad tiene varias salas de cine.

El balneario Antibes, de reconocido prestigio, se encuentra a menos de 10 km al este. También podrá practicar deportes náuticos, como por ejemplo el buceo, ya que los fondos marinos de la bahía en esta zona tienen una fauna y una flora muy rica.

Si le gustan los mercados, no se pierda el mercado de Forville para degustar productos típicos de Provenza y probar el popular licor pastis.

Excursiones

Aparte de su cercanía a Cannes, uno de los atractivos del hotel Balladins Cannes Le Cannet es que brinda mil opciones al visitante, ya que cuenta con muchos atractivos turísticos a relativamente poca distancia: Grasse, Saint-Paul-de-Vence, Mónaco, Saint-Tropez o Niza pueden convertir su viaje por la Riviera francesa en uno de sus mejores recuerdos.